Reflexión sobre la historia del pueblo Andaluz

Primero estaban los tartesios, que eran españoles. Luego llegaron lo llegaron los iberos y los celtas que también eran españoles. Después nos colonizaron los pueblos indoeuropeos, españoles y los griegos, fenicios y cartagineses, españoles todos. Vinieron los romanos y, bueno, hemos aprendido que Séneca, Quintiliano, Trajano, Adriano, Lucano, Marcial, Columela, Pompolio Mela y Gladiator eran españoles. Nos invadieron los visigodos, españoles, y nos sentimos especialmente orgullosos de la españolidad de Don Rodrigo y Don Pelayo. Tras ellos aparecieron los árabes, que NO SON ESPAÑOLES, y hubo que reconquistarlo todo.

Faltan alanos, vándalos, lusitanos, bizantinos (¡tres siglos!), judíos, francos, magrebíes no árabes antes de ser musulmanes, magrebíes no árabes después de islamizarse, ingleses, holandeses, franceses, cántabros, astures, gallegos, leoneses, castellanos… Somos un crisol. Andalucía sólo existe si se ve a sí misma como una infinita mixtura, abierta, universalizadora, orgullosa y propagadora de su Humanitarismo carente de identidad nacionalista…
De ese nacionalismo universal que nos contaba nuestro Infante.
De esas mentes abiertas y preclaras tejiendo lazos y redes para construir un futuro Blanco y Verde.

Visitas14